Internacionales

Murió de un botellazo en el cuello fanática de 23 años cuando hacía la cola para entrar al estadio de futbol

Fanática murió. La batalla que se produjo en la previa al partido entre ultras del Palmeiras y Flamengo en las calles de San Pablo dejó múltiples personas heridas y una muerta después de que la prensa brasileña informara sobre el fallecimiento de la joven fanática Gabriela Anelli, quien sufrió el impacto de una botella de vidrio en el cuello. Reseña Infobae.

La mujer de 23 años, que se encontraba en la fila para ingresar al estadio Allianz Parque quedó en medio de la pelea que protagonizaron ambos bandos radicales en la Rua Padre Antonio Tomaz. Si bien la policía intervino para detener los disturbios, fue muy tarde para evitar el trágico episodio.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Tras el incidente, Anelli fue trasladada en ambulancia al hospital Santa Casa de la ciudad y, según detalló la Secretaría de Seguridad, había ingresado al centro médico “en estado grave”. Tras sufrir dos paros cardíacos, la joven perdió la vida.

“No fue un problema de salud lo que la mató”, afirmó la madre de Gabriela, Dicilene Prado Anelle dos Santos en diálogo con G1 ante las primeras informaciones que salieron a la luz, y agregó: “Lo que la mató, fue una botella que le cortó la yugular”.

En esa misma línea, su hermano Felipe explicó: “Su herida fue en el área del cuello, donde golpeó una arteria. Fue operada y tuvo dos paros cardíacos y un problema pulmonar”. Horas más tarde, agradeció “a todos los que rezaron por la vida de su hermana” y se despidió de ella en sus redes sociales: “Te amo hermana, tu linda sonrisa estará para siempre en mi memoria”.

Era la diversión de la fanática
“Esa era prácticamente su diversión. Los fines de semana, los viajes que hacía. Era la forma en que se encontraba a sí misma. Era su vida. El Palmeiras, y la afición. Eso fue todo”, explicó su padre, Ettore Amarchiano Neto, a G1. Aquel día, habían quedado en encontrarse dentro del estadio y no fue hasta que se retiró del recinto cuando se enteró de lo que había sucedido.

Los enfrentamientos entre ambos bandos quedaron registrados en videos que los usuarios compartieron en las redes sociales y, en uno de ellos, se pudo ver el momento en el que la joven sufrió el impacto y cómo un grupo de aficionados intentó socorrerla.

Gracias a esas imágenes la policía detuvo a un hombre sospechoso de haber lanzado la botella. Según informó el periódico brasileño, se trataría de un fanático del Flamengo de 26 años que fue puesto en prisión preventiva tras ser acusado de homicidio doloso. César Saad, delegado del Departamento de Operaciones Policiales Estratégicas detalló que el agresor tomó el riesgo de matar cuando soltó el proyectil desde su mano.

“No lo puedo creer, Gabi, una chica de 23 años llena de sueños. Perdió la vida por culpa de estos locos y un acto de cobardía pura. La gente está enferma por culpa del fútbol”, sentenció Mariana, prima de la víctima.

NAD

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba