Curiosidades

Labios resecos: Por qué se resecan y cómo cuidarlos

Los labios, esa fina piel que enmarca nuestra sonrisa, pueden sufrir de resequedad por diversos motivos. Desde las inclemencias del clima hasta la falta de hidratación, pasando por malos hábitos como fumar o morderlos, son muchos los factores que pueden afectar su salud y belleza.

¿Por qué se resecan los labios?

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Altas o bajas temperaturas: El frío y el calor extremos pueden deshidratar la piel de los labios, dejándolos secos y agrietados.
Deshidratación: Beber poca agua afecta a todo el cuerpo, incluyendo la piel de los labios, que se vuelve seca y pierde elasticidad.
Fumar: El humo del tabaco irrita y reseca los labios, además de contribuir al envejecimiento prematuro de la piel.
Falta de vitaminas: La deficiencia de vitaminas A, B y E puede provocar sequedad en los labios y otras partes del cuerpo.
Enfermedades: Algunas enfermedades como la dermatitis o la psoriasis pueden afectar la salud de los labios.
Morderlos o lamerlos: Este hábito compulsivo puede empeorar la sequedad e incluso causar lesiones en los labios.
¿Cómo cuidar los labios y prevenir la resequedad?

  1. Hidratación: Beber agua suficiente es fundamental para mantener la piel de todo el cuerpo hidratada, incluyendo los labios. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua al día.
  2. Bálsamo labial: Un buen bálsamo labial hidrata y protege los labios de las agresiones externas. Aplícalo por la mañana y por la noche, o más veces si es necesario.
  3. Aloe vera: El aloe vera es un excelente humectante natural que puede aliviar la resequedad y la irritación de los labios. Puedes aplicarlo directamente sobre la piel o usar un bálsamo labial que contenga aloe vera.
  4. Pepino: Si tus labios están agrietados y doloridos, el pepino puede ayudarte a aliviar la molestia. Corta rodajas finas de pepino y frótalas suavemente sobre los labios durante unos minutos.
  5. Exfoliación: Exfoliar los labios una o dos veces por semana con azúcar moreno ayuda a eliminar las células muertas y a mejorar la textura de la piel.
  6. Evitar malos hábitos: Morder o lamer los labios empeora la resequedad. Si tienes este hábito, busca alternativas para evitarlo, como usar un bálsamo labial o masticar chicle sin azúcar.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás mantener tus labios hidratados, suaves y con una sonrisa irresistible.

Recuerda: Si la resequedad de tus labios es persistente o si presenta síntomas como inflamación, sangrado o dolor, consulta con un dermatólogo para descartar posibles enfermedades

800 noticias

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba