SaludVariedades

Los graves riesgos para la salud de hacer la dieta de los huevos de lombriz para bajar de peso

Todo no vale para perder peso. La ahora popular dieta de la tenia solitaria para adelgazar consiste en la disparatada idea de ingerir huevos de lombriz de este género de gusanos parásitos, ya sea directamente o en forma de pastilla preparada para ello. Sin embargo, a día de hoy, no existe ninguna evidencia científica o estudio que confirme que esta práctica sirva para perder peso. Pero, ¿en qué se basa realmente?

Pues bien, en lo que se basa es que estos gusanos parásitos eclosionen en el intestino y sean capaces de “absorber” parte de los alimentos que la persona ingiera, tal y como indican desde Maldita.es, lo que puede provocar una teniasis o, lo que es lo mismo, una infestación parasitaria provocada por una tenia, o, en otro caso, una cisticercosis, es decir, cuando las larvas de la tenia se adhieren a ciertos tejidos, como los musculares o cerebrales.

Recibe las noticias directo en tu Whatsapp.
UNIRME A GRUPO DE WHATASPP


Para entender mejor las consecuencias, estos huevos son muy pequeños, pero a medida que el animal alcanza la adultez, se vuelven muy largos. Tanto es así que pueden llegar a alcanzar los diez metros, aunque alcanzan unos pocos milímetros de ancho por su forma aplanada, de forma que se aloja en el intestino del afectado y absorbe parte de los nutrientes -y calorías- que éste ingiere en su día a día.

Estos son los peligros de la dieta de la tenia para perder peso
Más allá de los riesgos del propio parasitismo, que puede incluso provocar complicaciones como malnutrición, uno de los principales peligros de la infección por tenias es la diseminación de huevos a través del sistema circulatorio a otras partes del organismo, incluyendo el cerebro, donde pueden alojarse en forma de quistes y provocar daños orgánicos.

Y es que, para muestra, un botón, porque ya existe un caso clínico diagnosticado por esta causa. En este caso, la protagonista ha sido una mujer que había adelgazado 27 kilos en solo cuatro semanas, y sufrió complicaciones. Acudió al médico con ciertos síntomas propios de una encefalitis y, tras no mejorar con un tratamiento antiviral, se le detectaron varios quistes cerebrales, en los tejidos subcutáneos, en los músculos de la cara, el cuello, la lengua, los músculos abdominales, el hígado y el peritoneo (la membrana que aloja los órganos situados en el abdomen).

Cómo tratar la teniasis
El diagnóstico de la teniasis pasa por análisis de sangre, de heces, análisis de sangre y examen por imágenes. En ocasiones, esta enfermedad no necesita tratamiento, o bien porque no provoca síntomas o bien porque se expulsa el organismo solo, pero en caso de requerir tratamiento, los medicamentos recetados dependerán de la especie de tenia involucrada.

Cuando la teniasis ha provocado una infección invasiva, los tratamientos más comunes son medicamentos antihelmínticos, terapia antiinflamatoria, terapia antiepiléptica o cirugía, con el objetivo de extirpar los quistes provocados por la tenia.

Ocho consejos para llevar una dieta sana y equilibrada
El doctor Ramón Estruch, médico de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la UB del Hospital Clínic de Barcelona, y también el coordinador científico de la Fundación Dieta Mediterránea y del prestigioso estudio Predimed sobre alimentación, ofrece una serie de consejos para llevar una dieta sana y equilibrada:

Frutas y verduras: Consumir cinco raciones de fruta y verdura al día es lo que recomienda el doctor Estruch.
Cuatro cucharadas de aceite de oliva al día, a ser posible virgen extra, como otro alimento básico de la dieta mediterránea.
Cereales y legumbres: También se debe consumir casi a diario, pero el doctor recalca que “si es integral, mejor que refinado”. Las legumbres, cuatro veces por semana.
Pescado y carne: Pescado y marisco, dos, tres veces por semana. Carne, no más de tres a la semana. Mejor blanca que roja, pero sin perder esta.
Frutos secos: preferiblemente sin sal y sin tostar.
Lácteos: “Es un tema muy debatido, pero nosotros sí defendemos su consumo diario”, subraya.
Vino: El doctor Estruch también lo incluye en la dieta mediterránea, pero de forma “moderada”.
Pasteles y dulces: solo de forma muy ocasional.
Deporte y otros aspectos: El facultativo recomienda complementar la dieta mediterránea con la práctica de deporte y consumir alimentos de temporada.

Agencia

Mira nuestras noticias en Instagram.
SIGUENOS EN INSTAGRAM


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba